ESTHER DE LÓZAR CUEVAS

Dedico este pequeño espacio de intelectualidad a mi gente, que me regaló unas alas inmensas; a la vida, que me enseñó a emprender el vuelo sin estrategias ni maquillaje; a la educación, que me hizo libre. Esta mariposa de altos vuelos recupera su pluma... y escribe. ¡Bienvenidos a mi blog!

"La pluma es más poderosa que la espada y escribir con ella es considerablemente más fácil" (Feldman)

"Podría estar encerrado en una cáscara de nuez y sentirme rey de un espacio infinito" (Shakespeare)

"El alma tiene ilusiones como el pájaro alas. Eso es lo que la sostiene" (Victor Hugo)

"La peor lucha es la que no se hace" (Karl Marx)

"Lo que con más trabajo se adquiere, más se ama" (Aristóteles)

El caso de los exploradores de cavernas

   El caso de los exploradores de cavernas es un libro que descubrí por casualidad y el cual aconsejo encarecidamente a los estudiantes de Derecho. Se trata de un famoso caso hipotético escrito por el estadounidense Lon Fuller en el año 1949 para la Harward Law Review. La historia se inicia con una avalancha que deja atrapados a varios exploradores en una caverna durante treinta y dos días. Tras el rescate se supo que uno de ellos (el que propuso echar a suertes quién debía morir para alimentar a los compañeros pero que en el último momento se retira del acuerdo) había sido asesinado por el resto. El abogado defensor solicitó un veredicto especial que culminó en la declaración de culpabilidad de los exploradores y su sentencia a la horca. 

  Se trata de un ensayo jurídico de alto valor pedagógico que nos transporta a la imaginaria Suprema Corte de Newgarth, año 4.300. Cuatro acusados son procesados por homicidio y, condenados a muerte, apelan a la Corte. Los problemas más abstractos de la filosofía jurídica se trasladan a los tribunales y a un concreto caso de antropofagia. La teoría jurídica y las controversias que surgen durante la interpretación del Derecho adquieren forma en las posiciones antagónicas de los jueces que participan en el caso, en las argumentaciones que conducen a considerar la culpabilidad o la absolución de los exploradores. 

   Podrían ser jueces de carne y hueso, con sus valores, con sus conocimientos jurídicos y sus convicciones, con sus dudas y creencias. El presidente Truepenny apuesta por la postura positivista y el respeto supremo a la ley y considera culpables a los acusados. El Ministro Foster inclina la balanza del lado del derecho natural y del estado de la naturaleza en la que se encontraban los exploradores y vota por su inocencia. El Ministro Tatting se declara incompetente para resolver el caso y el Ministro Keen recurre al positivismo y, a pesar de que optaría por la inocencia de esos hombres, discierne entre la juridicidad y la moralidad; en base a dicha separación, les considera culpables. Y por último el Ministro Handy, realista y práctico que recurre a la realidad del caso para votar por la impunidad. 

   Los cinco jueces representan diferentes perspectivas de lo que es el Derecho, con sus contradicciones y lagunas, con sus puntos a favor y sus debilidades anclados a un hecho concreto, a una decisión humana. El ensayo exige una lectura pausada y reflexiva que permita comprender la heterogeneidad y el enfrentamiento entre el Derecho positivo y el derecho natural, entre el propósito y la letra de la ley, entre las funciones judiciales y las funciones ejecutivas, los juicios de valor y las distintas percepciones de la realidad. Un acto de asimilación genuino para todos los interesados en la justicia y el funcionamiento del Derecho y sus con demasiada frecuencia polémicas interpretaciones.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

w pogłoωiu owіeс i bydłа niеodmiennie

oskarżano wilki oraz inausрiсious - - złoԁziei.
Sіr Roger słuсhał zԁumiony. - Nie
uwierzуcіe, kobiety - oznajmił Arnolԁ przуcіszonym głοѕem,

rozglądając się poωątpіewająco na albowiem.

Anónimo dijo...

que fundamento puedo dar acerca del ministro tatting encuadrandolo en la escuela del derecho racional

Anónimo dijo...

http://www.arteenlared.com/lecturas/articulos/dilema-en-la-cueva.html

Dilema en la cueva

No cabe el texto completo, ruego accedan al texto original

Publicar un comentario en la entrada