ESTHER DE LÓZAR CUEVAS

Dedico este pequeño espacio de intelectualidad a mi gente, que me regaló unas alas inmensas; a la vida, que me enseñó a emprender el vuelo sin estrategias ni maquillaje; a la educación, que me hizo libre. Esta mariposa de altos vuelos recupera su pluma... y escribe. ¡Bienvenidos a mi blog!

"La pluma es más poderosa que la espada y escribir con ella es considerablemente más fácil" (Feldman)

"Podría estar encerrado en una cáscara de nuez y sentirme rey de un espacio infinito" (Shakespeare)

"El alma tiene ilusiones como el pájaro alas. Eso es lo que la sostiene" (Victor Hugo)

"La peor lucha es la que no se hace" (Karl Marx)

"Lo que con más trabajo se adquiere, más se ama" (Aristóteles)

En tierra de nadie

   Mi sed de conquista me ha traído hasta aquí. Hasta un paraje solitario y abandonado, cerca del fin del mundo, lejos de todo lo conocido y amado. No pensé que para llegar a la cima tuviese que perder tanto, no creí que la victoria llegase acompañada de heridas y ausencias. Las ansias por llegar implicaban una dolorosa renuncia. Y yo iba preparada, con mis zapatos rojos, mi vestido de primavera, mi insultante ingenuidad. Esperaba un cielo azul y un día soleado pero las nubes rabiosas han eclipsado mi atardecer, fundiendo el sol con el negro más desolador. Esperaba una tierra fértil, llena de vegetación y animales, y me encuentro con unos campos áridos y secos, sin vida ni color. Mi percepción del sitio más bello de la tierra no tiene ahora significado porque lo que realmente me importaba se quedó atrás sin yo saberlo, cegada por un puesto monoplaza en el mirador de honor de un horizonte clandestino. Puedo vivir bajo mínimos, sin oxígeno. Pero no puedo seguir sin compartir lo que veo y mi pérdida ha sido tan grande que esta acuarela de luces se ha oscurecido en el lienzo. Lo que merece la pena ha quedado arrinconado, en estado de espera. Ahora comprendo que lo importante no era la llegada sino el recorrido. He sido la primera en pisar este suelo virgen pero no voy a quedarme. El camino de vuelta me llama y regreso sobre mis pasos, tratando de recuperar lo que nunca debí dejar olvidado. Sin despedirme siquiera de un paisaje vacío, de una tierra de nadie.

2 comentarios:

SOLO DE INTERES dijo...

Con qué emoción se inician las diversas circunstancias en la vida!!! muchas dejando lo conocido y aventurándose, en un viaje lleno de retos e ilusiones, buscando nuevos colores, mas el precio de ese andar, algunas veces no compensa, y cuantas veces la desilusión las atraviesa, si se renuncia a lo que tenemos; si se invierte tiempo, tiempo corazón y esfuerzo, si se hacen nuevos caminos… vale la pena el esfuerzo… si no te dañan el corazón, pero si en la andanza, las heridas, son muy grandes… como en estas “letras tan profundas que nos traes” es mejor regresar lo andado. Un fuerte abrazo

Esther de Lózar dijo...

Gracias de verdad por tus palabras. No podías haber expresado mejor lo que intentaba transmitir... Un saludo!!

Publicar un comentario